876 456 968 - 695 904 317 | Horario de atención telefónica: 08:00-20:00 info@dpvzaragoza.es

La energía eléctrica es uno de los recursos más importantes para el desarrollo funcional y estable de toda compañía, especialmente, en estos tiempos en los que cada uno de nosotros nos encontramos en la búsqueda y  en el proceso de gestión  para  la creación de una empresa propia donde poder desarrollar toda nuestra creatividad intelectual y potencial. Sin embargo, aunque es totalmente necesaria, la energía puede generar grandes costos con su constante utilización, reflejados en las facturas que llegan cada mes.

Las células solares fotovoltaicas convierten la luz del sol directamente en electricidad por el llamado efecto fotoeléctrico, por el cual determinados materiales son capaces de absorber fotones (partículas lumínicas) y liberar electrones, generando una corriente eléctrica. Por otro lado, los colectores solares térmicos usan paneles o espejos para absorber y concentrar el calor solar,  transferirlo a un fluido y conducirlo por tuberías para su aprovechamiento en edificios e instalaciones o también para la producción de electricidad (solar termoeléctrica).

Es por ello que si tienes una empresa actualmente o si tienes planes de poner en funcionamiento  una en un futuro, es necesario buscar una forma o un método que te permita generar tu propia energía eléctrica con recursos naturales y, que a su vez, cause el menor daño posible al ambiente, siendo ecológico y minimizando costes a largo plazo a tu empresa. Y es que la mejor forma de hacerlo es con la implementación de los increíbles y funcionales paneles solares.

 

placa solar

La energía de autoconsumo proporcionada por paneles solares

Muchos piensan que los paneles solares tienen un gasto elevado y que no vale la pena su instalación, no obstante, es una creencia totalmente falsa. La implementación de estas estructuras ecológicas a una empresa, es un pensamiento visionario que resulta en una inversión que generará grandes ahorros a corto y largo plazo.

Su fuente de energía principal es el sol, por lo tanto, es un aprovechamiento de energía natural que puede darle vida a todos los elementos que utilizan  corriente eléctrica alterna en la empresa y que son necesarios para la actividad,  como ordenadores, tablets, impresoras o TV. De esta forma, estamos siendo capaces de generar nuestra propia electricidad  para el autoconsumo, dañar menos el medio ambiente y eliminar los elevados costes en pagos de electricidad. 

Además de la mejora al ambiente y el abaratar costes en la factura de la luz, el dejar de ser dependiente de las empresas de suministro de electricidad es un gran punto a favor en todo momento. Al tener la propia fuente de producción de energía natural, se pueden evitar las fallas que se generan en la industria,  racionamiento exagerado de electricidad o costes de consumo excesivo. De igual forma, es necesario utilizar la energía de los paneles de forma responsable, sin derrocharla por exceso uso.

Además, las condiciones para su desarrollo son óptimas: cada hora, el sol arroja sobre la Tierra más energía –en forma de luz y calor- de la suficiente para colmar las necesidades globales de un año completo. Necesidades energéticas que la radiación solar podría satisfacer 4.000 veces cada año.

Recomendaciones y aspectos para ahorrar con energía de las placas solares 

El estar ante la posibilidad de ahorrar en costes de electricidad con panales solares implica el tener una postura, no solo de abaratar gastos futuros sino también de mantenerse con una mentalidad ecológica. Por lo tanto, es necesario tomar algunas previsiones y consejos con todo el equipo de trabajo para aprovechar y no malgastar la energía eléctrica, de modo que el pensamiento de todos vaya en la misma dirección eco-friendly. Es por eso que entre las distintas recomendaciones se pueden destacar:

Desarrollar rutinas de ahorro: Es importante que todo el personal de trabajo este en constante conocimiento de las medidas ecológicas de la empresa, de esta manera pueden colaborar con el ahorro energético desarrollando rutinas en cumplimiento de simples normas que se conviertan en costumbres, como por ejemplo apagar las maquinas cuando se termine el uso de las mismas.  

Implementar la digitalización: Es recomendable impulsar el uso de las tablets y teléfonos para la toma de notas y redacción de procesos, de esta forma se colabora con el menor uso de papel y se reduce el constante uso de los escáneres e impresoras, utilizándolos lo más mínimo. 

Obtener aparatos de calidad energética: Los instrumentos eléctricos son un punto importante de uso, por lo tanto, al dotar a la empresa de estas herramientas, lo mejor es asegurarse que sean de eficiencia energética  para su funcionamiento.