876 456 968 - 695 904 317 | Horario de atención telefónica: 08:00-20:00 info@dpvzaragoza.es

Las certificaciones energéticas son un documento donde se describe la eficiencia de un edificio en general, mostrando su consumo de energía primaria y emisiones de CO2.

Los edificios son catalogados con letras desde la A hasta las G, mostrando con ellas una etiqueta energética, donde la A siempre será la máxima clasificación siendo los inmuebles que consumen menos energía y la G la mínima siendo aquellos inmuebles donde el consumo de energía es bastante elevado. Con esta metodología se busca favorecer a los edificios con alta eficiencia energética, y por lo tanto, económica.

Con el uso de las certificaciones energéticas en Aragón se busca concienciar a futuros inquilinos o compradores, para así aumentar la demanda de edificios eficientes desde el punto de vista energético. Para ello se ofrecerán inmuebles con mejor calificación energética por el consumo de energía que tiene tanto las instalaciones como la construcción en general, ya que a mayor calificación menor consumo energético habrá por lo tanto las facturas de luz serán muy bajas.

¿Qué inmuebles tienen la obligación de poseer las certificaciones energéticas?

Este documento tiene una validez de 10 años y es obligatorio, deben poseerla todos los inmuebles a vender o alquilar.

¿Qué sucede si no se posee esta certificación?

Se deberá pagar una multa que puede variar dependiendo de la gravedad de la infracción entre 300€ hasta los 6.000€.

Eficiencia energética

Requisitos para obtener la certificación energética en Aragón

1.- Contactar con un técnico certificador autorizado. Su visita es indispensable para conocer el edificio, dentro el inmueble comenzará a realizar las revisiones respectivas en medición, donde recogerá los datos de instalación y constructivos como el aire acondicionado, agua caliente o, calefacción entre otros elementos. Estos datos son muy necesarios para dar inicio a la certificación de eficiencia energética.

Estos datos de revisión se dividen en dos partes:

  • Envolventes: La certificadora recopila información de cómo está construido el edificio, es decir, huecos y composición de los muros.
  • Instalaciones: Agua caliente, refrigeración, calefacción e instalaciones de iluminaciones.

Es importante que el dueño le muestre al certificador todas las instalaciones del edificio, de esta manera si el certificador necesita hacer fotografías de lo que considere importante para los datos de revisión, podrá hacerlo.

Cálculo del certificado energético

Para obtener el cálculo, el certificador deberá introducir todo los datos recolectados de la visita al edificio, a través de un programa informático habilitado por el ministerio de la industria, de esta manera obtendremos el cálculo del certificado energético.

Registro del certificado energético

Es obligatorio y de suma importancia presentar el certificado energético ante el registro habilitado de la comunidad autónoma. Éste trámite puede ser realizado o elaborado por el certificador, debido a que él cumple la función como representante del propietario del edificio, donde él entregará un justificante para registrar el certificado energético, bien sea de forma presencial u online.

Etiqueta Energética

Ya una vez registrado el certificado energético bajo los órganos competentes en cada comunidad autónoma, se procede a emitir la etiqueta energética que llevará la calificación obtenida por el edificio en la escala de la A a la G.

Esta etiqueta consiste en resumir la información que nos proporciona el certificado energético, donde nos indica la calificación energética y las emisiones. Si el edificio se pone a la venta o en alquiler en cada anuncio que se tramite debe contener las calificaciones energéticas correspondientes con las letras y sus colores, de esta manera, el comprador o inquilino podrán visualizar detalladamente la calificación de energía que posee el edificio para tomar su decisión.