876 456 968 - 695 904 317 | Horario de atención telefónica: 08:00-20:00 info@dpvzaragoza.es

Las urbanizaciones o edificios cada vez cuentan con más espacios y servicios privados, por lo que cada vez se hace más complicado gestionarlos y protegerlos. Hay que buscar fórmulas para evitar que entre personal ajeno y estar pendiente constantemente de que no se haga un mal uso de las instalaciones, de que los vecinos no abusen de ellas, de que no se produzcan actos vandálicos, etc. La solución: instalar un control de accesos en la comunidad de propietarios. Existen diferentes tipos, con características y tecnologías diferentes, por lo que siempre encontrarás una que se adapte a tus necesidades.

Puedes establecer un sistema de control de acceso para vehículos, para peatones, conceder o denegar el paso, almacenar y consultar información sobre los accesos… Las posibilidades son infinitas y el resultado siempre uno, y muy positivo: buena convivencia entre vecinos, seguridad, confort y comodidad.

Puede que ahora te estés preguntando qué es un control de acceso exactamente. Te lo explicamos a continuación, y trataremos de aclarar también qué tipos existen y dónde pueden instalarse.

Control de acceso en puertas

Acceso con tarjeta de proximidadLos sistemas de control de acceso son mecanismos que permiten identificar y autentificar a personas, permitiéndoles o denegándoles el acceso –en este caso a un espacio, aunque también podría ser a datos o información-. En definitiva, se trata de un sistema electrónico que identifica y valida a cada usuario, controlando sus posibilidades de acceso.

El control de accesos en comunidades de vecinos se utiliza de muchas formas y con diferentes aplicaciones. Es una buena solución para llevar un control de entradas y salidas, un control de accesos al parking o un control de acceso al gimnasio; pero también a trasteros y zonas comunes de ocio, como pueden ser la piscina o las pistas deportivas.

Pero el control de acceso para puertas también se puede aplicar a los espacios tradicionales de la casa, como el portal, el ascensor o los cuartos técnicos y las salas de reuniones. La conclusión es que cualquier área se puede proteger con la instalación de un sistema de control de accesos en el edificio o en la urbanización, solo debes encontrar el que más se adapte a las necesidades del espacio y de los vecinos. Si lo necesitas, en DPV te asesoramos y te facilitamos información sobre todas las marcas, modelos y funcionalidades.

Tipos de control de acceso para comunidades de propietarios

Existen diferentes tipos de sistemas de control de acceso para comunidades de vecinos, dependiendo del objetivo que se persigue. En primer lugar, se puede distinguir entre sistemas de control de acceso autónomos y sistemas de control de acceso en red.

Los sistemas de control de acceso autónomos son más sencillos, pueden contralar una o varias puertas sin necesidad de estar conectados a un ordenador o sistema central. Por ello, no son capaces de almacenar un registro de las entradas y salidas, tan solo identifican a la persona y le permiten pasar.

Por otra parte, los sistemas de control de acceso en red son más complejos y cuentan con más prestaciones. En este caso sí están conectados a un ordenador con un software, que permite establecer un control horario, así como un registro de todas las personas que entran y salen, en qué fechas, cuántas veces utilizan su identificación, etc. Otro de los puntos fuertes de este tipo de sistemas en red es que se pueden personalizar, para ajustarse 100% a las necesidades de cada comunidad.

Lector huella digitalDentro de ambos tipos de sistemas, algunas de las opciones más comunes son:

Tarjetas de proximidad, aunque en su lugar también se utilizan mandos o incluso los teléfonos móviles. Son tarjetas inteligentes, con un código único que identifica a cada usuario y le permite el acceso. Son muy seguras, ya que esos códigos están encriptados y es imposible copiarlas. El usuario solo debe acercarlas al lector, sin necesidad de rozarlo (lo que garantiza mayor durabilidad), y automáticamente le dan acceso.

Sistemas biométricos, se basan en la identificación personal pero mediante rasgos físicos o biológicos, por ejemplo, por la geometría de la mano, la forma de la cara, el iris o la retina, la voz, etc. En este grupo de sistemas de control de presencia en comunidades de vecinos, el más utilizado es el lector de huella digital, que reconoce a la persona por su huella dactilar.

Código de acceso o llave electrónica, sencillos pero eficaces. Cada usuario dispone de un código o una llave única, que debe marcar o introducir en el lector para acceder.

Pulseras de acceso y control, las hemos visto en parques de atracciones y hoteles, pero también se podrían utilizar estas pulseras de identificación en comunidades de propietarios.

Instalación de sistemas de control de acceso en comunidades de vecinos

En contra de lo que pueda parecer, instalar un sistema de control de acceso en una comunidad es algo sencillo. Son adaptables, compatibles y están diseñados para evitar cableados y grandes obras. Ya sean sistemas de control de acceso para personas o para vehículos, el procedimiento es el mismo. En primer lugar, se deben determinar las necesidades y, a continuación, recomendamos contactar con empresas de control de accesos, para que te asesoren sobre el sistema que mejor se adapte a tus necesidades, se encarguen de gestionar el pedido y realicen la instalación, tal y como hacemos en DPV.

Las ventajas de tener control de accesos en una comunidad de vecinos son numerosas, pero destacan sobre todo:

Reducir costes y minimizar esfuerzos, ya que no es necesario contratar seguridad privada ni invertir tiempo en la gestión, ya que haciendo una sola inversión, el edificio queda protegido, previniendo los malos usos y los actos vandálicos y evitando en consecuencia derramas para hacerles frente.

Seguridad y comodidad, los vecinos están protegidos a la vez que les resulta cómodo entrar y salir, ya que siempre son sistemas sencillos y eficaces.

Mejor convivencia, mediante el control de accesos se previenen y evitan las malas prácticas, el vandalismo e incluso los robos, por lo que el ambiente y la convivencia entre los vecinos es más tranquila y agradable.

Esperamos haberte ayudado con este post sobre control de accesos para comunidades de vecinos, pero si te queda cualquier duda, en DPV estamos siempre a tu disposición. Somos una empresa de control de accesos especializada y podemos asesorarte o presentarte un presupuesto sin compromiso.