876 456 968 - 695 904 317 | Horario de atención telefónica: 08:00-20:00 info@dpvzaragoza.es

El funcionamiento de las placas solares es más simple de lo que creemos, todo se basa en el efecto fotoeléctrico,  y es que las placas solares están elaboradas de la unión de varias celdas solares o fotovoltaicas conectadas entre sí.

Estas celdas son dispositivos electrónicos, lo que les permites absorber la luz del sol al estar hechas generalmente de materiales semiconductores de forma estratégica. Estos materiales son comúnmente de silicio, como pueden ser el silicio cristalino o el arseniuro de galio, que cuentan con la capacidad de conducir electricidad.

Todo inicia con la luz del sol, en esta forma de energía viajan una gran cantidad de partículas que son llamadas fotones, al llegar a los paneles solares chocan con las celdas o células solares hechas de silicio, dando como resultado la producción de electrones, estos electrones en un flujo de mayor cantidad en conjunto dan como resultado la corriente eléctrica.

Para ser capaz de encapsular la energía en forma de fotones, el material silicio es previamente preparado con un tratamiento especial, a forma de que  sus cristales sean cargados con una carga positiva y negativa, de esta manera las celdas al encontrarse en contacto directo con la luz del sol, la energía de los fotones presentes hacen que la carga negativa choque con la positiva generando los electrones.

Por lo que gracias a los materiales de silicio con los que se elabora la celda y el trabajo de la energía del sol,  pueden generar mas electrones y producir la electricidad  de un punto a otro con el efecto fotoeléctrico, creando así un gran flujo de corriente eléctrica en un campo eléctrico, las celdas son enlazadas con un hilo conductor que es el que se encarga de mantenerlas unidas para componer las placas.

Gracias a este proceso se obtiene la electricidad, sin embargo, aquí el proceso no termina, existen dos tipos de corrientes eléctricas, que son la corriente eléctrica directa y la corriente eléctrica alterna.

La corriente que le da energía a los dispositivos y electrodomésticos que usamos de forma cotidiana en nuestras actividades rutinarias como televisores, computadoras, refrigeradores, microondas o lavadoras, son impulsados por la corriente alterna, es por ello que los paneles solares están conectados de forma externa a inversores de electricidad que permiten convertir la corriente directa a corriente alterna para así poder darle el uso requerido.  

¿Cómo afectan al medio ambiente las placas solares?

Los placas solares son una opción ecológica que busca generar electricidad de forma limpia y pura mediante el aprovechamiento de energía solar, tiene diversos puntos a su favor, tales como, no generar combustión, por lo tanto no se produce polución en su creación con  CO2, que contamine la atmosfera y genere efecto invernadero.

Gracias a que el silicio es abundante en la naturaleza, no se requiere de la extracción de un material de explotación que afecte el ambiente, disminuyendo la creación de tendidos eléctricos, por lo que el uso en grandes cantidades de placas solares en ciudades favorecería a la flora y fauna, lo mas importante es que no se contamina el suelo ni las aguas al no requerir de contaminantes ni vertidos de residuos.

Sin embargo, es necesario saber que tiene unos pocos puntos en contra como por ejemplo, el requerimiento de producción de placas solares para satisfacer una gran cantidad de energía, puede generar efecto invernadero en pequeñas cantidades.

Por otra parte, generan una disminución de especies como insectos acuáticos, al considerarse como una trampa ecológica que logra confundir a esta especie, haciéndolos pensar que las celdas de los paneles son cuerpos de agua y posteriormente perecer.  

Abrir chat
Powered by