876 456 968 - 695 904 317 | Horario de atención telefónica: 08:00-20:00 info@dpvzaragoza.es

Una casa passivhaus es conocida en español como casa pasiva, consiste en ser una construcción arquitectónica basada en una estructura de materiales naturales que se encarga de aprovechar los recursos que nos dan las condiciones climáticas del exterior, es decir, sol, lluvia, vegetación y aire, permitiendo que la condiciones del interior no se vean afectadas por las del exterior, donde deberán tener un estancaneidad óptima.

El propietario también podrá controlar las condiciones interiores. En pocas palabras, este tipo de construcción está diseñada para aprovechar al máximo los recursos, como por ejemplo el de la energía fotovoltaica, minimizando casi al máximo el uso de sistemas eléctricos, de calefacción o refrigeración, llegando a alcanzar un ahorro energético que ronda entre el 70 al 90%.

La terminología “pasivo o passivhaus” se usa para definir el principio de funcionar por medios propios, sin depender de los recursos de energía exterior, usando técnicas sencillas.

En DPV llevamos más de 15 años realizando instalaciones y cuidando hasta el más mínimo detalle para lograr una estanqueidad perfecta. Conseguimos viviendas eficientes de bajo consumo en los que tendrás un alto nivel de confort y bienestar. 

5 puntos básicos de las Passivhaus

Las viviendas pasivas se construyen de una manera diferente a las construcciones tradicionales. Este método se basa en cinco puntos concretos que son:

  • Estanqueidad
  • Aislamiento
  • Cerramientos
  • Puentes térmicos
  • Ventilación mecánica controlada

Passivhaus

Beneficios de las viviendas Passivhaus

Las casas Passivhaus dan un sinfín de beneficios que se remontan a la salud, el medio ambiente y la economía:

  • Con lo que a la salud respecta, podemos decir que debido a que solo se usan materiales naturales en su construcción, proporcionándonos un ahorro increíble de energía, se evitan enfermedades e infecciones como lo es el asma entre otras.
  • El consumo bajo de energía y el no usar materiales fósiles, hacen que la misma no procure un daño a las condiciones naturales o de medio ambiente, pues en realidad ella depende del medio ambiente para funcionar.
  • Con respecto a la economía, se produce un gran ahorro, ya que el pago de las facturas de energía no tendrán un gran incremento mensual, solo debes preocuparte por el mantenimiento de su estructura, el cual tampoco es muy costoso.

En DPV llevamos más de 15 años trabajando con viviendas Passivhaus. Si tienes cualquier consulta sobre este servicio u otros como el ahorro energético no dudes en contactar con nosotros. Te atenderemos encantados.